Y la culpa no era suya ni de que usara una aplicación para ligar –

Para leer el artículo completo haz clic aquí

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

+ 10 = 12